CARTA MEC Y CONSEJERÍA EDUCACIÓN


CARTA AL MINISTRO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTES
(Enviada al Mec, con más de 200 firmas de padres, profesores y personal no docente del Instituto)

El sábado 21 de abril de 2012 se publicó en el BOE un Real Decreto que modifica sustancialmente el sistema educativo y cuya aplicación correrá por cuenta de las comunidades autónomas.
Este decreto ley recoge:

·          El aumento del número de alumnos por aula en al menos un 20%
·          El aumento de la jornada lectiva hasta un mínimo de 25 horas semanales en Primaria y 20 en Secundaria.
·          La congelación del proceso de implantación de los nuevos módulos de FP.
·          La suspensión de la obligatoriedad de los centros de ofertar las dos modalidades de Bachillerato.
·          La modificación permanente de la cobertura de sustituciones por bajas laborales.
·          El recorte en los presupuestos de la universidad dedicado a profesorado, becas y ayudas al estudio.

Una de las repercusiones más preocupantes del recorte es la modificación de las ratios de alumnos previstas en la Ley Orgánica de Educación (LOE), que se ampliarán hasta un 20% en Primaria y Secundaria Obligatoria, que, con la excepcionalidad recogida en el artículo 87.2 de la LOE, hará que se llegue a los 33 alumnos por clase en Primaria y a los 40 en la ESO, una medida pensada, sin duda, para justificar el cierre de unidades en estos niveles obligatorios. 

El aumento de las ratios y del horario lectivo supondrá  la no renovación del puesto de trabajo de decenas de miles  de profesores en España; tendrá además un efecto devastador en la escuela rural, que verá cerradas muchas unidades, en las enseñanzas de idiomas, en la formación profesional y en las medidas de atención a la diversidad

En nuestro centro se calcula que si la Comunidad aplica las medidas recogidas en el Real Decreto,  se masificarán todas las aulas y tendremos entre 6 y 8 profesores menos el curso que viene además de los que ya hemos perdido este curso.

La desaparición de los programas de FP y de Bachillerato obligará a un ajuste del personal de los centros y a la masificación de las clases en las enseñanzas no obligatorias. Son por tanto ajustes que tendrán graves consecuencias en la situación del sistema educativo español, ya muy deteriorado.

En cuanto al profesorado, el recorte supondrá un retroceso histórico en sus condiciones laborales, al aumentar el horario lectivo mínimo semanal del profesorado a 25 horas en Infantil y Primaria y 20 en Secundaria.  Es obvio que con esta medida se pretende aumentar la carga horaria de los docentes en unas aulas con más alumnado. Con esta medida y las anteriores el incremento del fracaso escolar está garantizado. 

La reducción de la oferta de modalidades del Bachillerato implicará que muchos alumnos se verán obligados a cursar los estudios que no desean  o trasladarse a otra población en el caso de que su centro más próximo no les oferte la modalidad que quieran cursar. 
El recorte en becas y ayudas al estudio en la Universidad hará que muchos alumnos no puedan terminar sus estudios.

Los profesores y la educación llevan desde el inicio de la crisis económica sometidos antes que nadie a ajustes y recortes mientras que otras partidas presupuestarias no han sufrido el mismo deterioro. Es imposible pagar la deuda generada en estos últimos años sólo con recortes en los servicios esenciales. 
Estos recortes suponen  la masificación de las aulas, el deterioro de la respuesta a la diversidad y en definitiva el aumento del fracaso escolar. Un país que toma estas medidas en Educación es un país sin futuro.

Los profesores, padres y otros miembros de la comunidad educativa del IESO “Antonio Jiménez Landi”, abajo firmantes, queremos manifestar nuestra preocupación y solicitamos la derogación del Real  Decreto - ley 14 /2012 ,  de 20  de  abril,  de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo ya que dichas medidas no van a contribuir decisivamente a mejorar de forma permanente la eficiencia del sistema educativo español tal y como se recoge en el preámbulo de la citada norma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada